23/7/14

Casi un gigoló - Por Juan Pablo Donoso

Es difícil deducir qué nos quiso comunicar el carismático actor John Turturro con esta cinta que protagonizó, escribió y dirigió.

Incluyó como co-protagonista a Woody Allen quien se comporta y razona con la misma agudeza que en la mayoría de sus propias películas.

 Si bien la autoría de esta obra es de Turturro, el tratamiento fotográfico, la compaginación de secuencias, los escenarios y hasta las canciones denotan una fuerte influencia de Allen.

Es como si Turturro hubiera querido imitar a su maestro, teniéndolo como actor en esta réplica.

Pero el relato resulta menos efectivo y brillante que los filmes de Allen. Ojalá Turturro, quien ha participado antes en obras de magníficos directores, encuentre su propio lenguaje de expresión.

Un anciano librero deberá clausurar su antigua librería en Brooklyn porque ya muy pocos disfrutan de la lectura. Su dermatóloga (Sharon Stone) le confidenció que deseaba experimentar un menage a trois  para superar la monotonía de su vida matrimonial. Y le preguntó a Murray (Woody Allen) si conocía algún hombre interesado en satisfacerla. Murray le propone la misión a su joven amigo Fioravante (Turturro), y este, acosado por deudas, accede. Se inicia así, administrando al joven como gigoló de mujeres adineradas, un floreciente negocio para ambos.

Como esto sucede en un barrio judío de Nueva York, una viuda de la secta jasídica acepta ponerse en manos de Fiaravante como masajista. Entre ellos surgirá una atracción afectiva difícil de concretar debido al rigor de la ortodoxia judaica. La viuda se siente sola y carente de compañía; Fioravante emerge como una luz de posible realización sentimental. Pero el rigor de las normas judías ancestrales resulta más fuerte, y la mujer (Avigal – la cantante Vanessa Paradis) opta por un policía hebreo que siempre la amó.

Cuando Fioravante, decepcionado, le comunica a su empresario Murray (Allen) que desea abandonar el negocio sexual, la presencia de una francesita en un café lo hacen cambiar de opinión y seguir con la empresa.

¿Qué reflexiones, o críticas, están en juego en esta tragicomedia? Si quiso denunciar la rigidez de ciertas tradiciones, versus la realización de amores auténticos, el exceso de divagaciones secundarias y seudo- irónicas, debilitan semejante propósito.

SUGERENTE FACTURA, A LA MANERA DE LOS FILMES DE WOODY ALLEN, SUCUMBEN BAJO UN GUIÓN DE MÉDULA DÉBIL Y DISPERSA.    

Ficha técnica

Título original: “Fading Gigolo”
País: EE.UU.
Año: 2014
Distribuidor: BF Distribution
Calificación: 14 años
Género: Comedia
Duración: 90 minutos
Elenco: Woody Allen, John Turturro, Sharon Stone, Vanessa Paradis, Sofía Vergara, Live Schreiber.
Director: John Turturro

No hay comentarios.:

Publicar un comentario