6/1/14

El Hobbit, La desolación de Smaug - Por Carlos Correa

Esta segunda entrega del "El Hobbit", libro de JRR Tolkien que el director Peter Jackson dividió en tres, continúa la historia de Bilbo Bolsón -Martin Freeman- en plena travesía con Gandalf -Ian McKellen- y trece enanos liderados por Thorin Escudo de Roble -Richard Armitage-, para recuperar el Reino perdido de Erebor. Esta vez, el viaje debe enfrentar peligros tan diferentes como arañas gigantes y los siempre temibles orcos. Por su parte, los elfos Legolas y Tauriel, provenientes del reino del rey Thranduil y quienes al principio encierran a los enanos, se transforman en sus nuevos aliados y los ayudan en su periplo hasta llegar a Esgaroth, la Ciudad del Lago, que ya está a los pies de Erebor.

Si bien "La desolación de Smaug" crece en comparación con "Un viaje inesperado", la primera cinta, el relato es largo y sus 165 minutos de duración se sienten algo extensos y densos. Peter Jackson llena de vida la pantalla, eso es innegable. El concepto artístico y la magia de los escenarios son realmente notables en esta segunda parte. El ritmo de la historia fluye mucho mejor y los personajes tienen un desarrollo adecuado, pues la mayoría no necesita una presentación adicional. La secuencia de los viajeros con los Elfos, que no está en el libro original, permite al director un respiro en la continuidad de la trama y también una lógica asociación con la exitosa trilogía de "El Señor de los anillos", aunque esté aún lejos de alcanzarla.

Jackson maneja de forma excelente la estética y algunas secuencias son realmente notables, como por ejemplo el encuentro de Bilbo con Smaug y la posterior lucha de los enanos contra el poderoso dragón. La música, partitura original de Howard Shore, es un tema aparte. Estamos frente a un verdadero concierto que acompaña toda la cinta y es una delicia como cada acorde, cada tema y cada motivo se ajusta a la perfección con el lenguaje audiovisual de la película. Es un punto alto y sin lugar a dudas está dentro de lo más destacado. Toda la producción está muy bien ejecutada y la dirección artística es tremendamente delicada. Desde los paisajes -Nueva Zelandia luce realmente espectacular- pasando por las vestimentas de todos los personajes hasta los decorados minimalistas de cada lugar, cada detalle está considerado en la propuesta, y otorga a la cinta un excelente nivel.

En síntesis, estamos ante una película diferente, mejor que su predecesora pero que aún sigue en deuda respecto a los trabajos anteriores del afamado director. Tal vez todo se decida en la tercera parte, donde Peter Jackson tiene la posibilidad de cerrar esta trilogía exitosamente, tanto en su taquilla como entregando gran calidad en su realización. Y está en sus manos. Esperamos que este viaje mágico por Tierra Media, tan bien creada por Tolkien y recreada por Jackson y su equipo culmine aún mejor.

Ficha técnica 

Titulo Original: The Hobbit: The Desolation of Smaug
Distribuidor: FOX - WARNER
Calificación: TE+7
Duración: 165 minutos
Género: Fantasia - Aventura
Año: 2013
País: Estados Unidos
Elenco: Ian McKellen, Martin Freeman, Richard Armitage, Cate Blanchett, Orlando Bloom, Christopher Lee, Hugo Weaving, Evangeline Lilly.

Director: Peter Jackson

No hay comentarios.:

Publicar un comentario