8/11/13

La noche de la expiación - Por Carlos Correa

Este thriller parte de una premisa futurista. Corre el año 2022 y Estados Unidos presenta unas cifras que asoman impresionantes. El desempleo es cercano al 1%, la delincuencia está en su nivel más bajo y la economía crece año tras año. ¿Qué han hecho para conseguirlo? Los nuevos "padres" de la patria, los re-fundadores de la nación, los llamados "Nueva Fundación de los padres de América", han implementado doce horas al año donde los crímenes son legales, incluso los asesinatos. A esta noche le llaman "The Purge" (la purga) y consiste en plena libertad para que la población libere el odio acumulado en 12 meses y se exprese en una catarsis colectiva de magnitudes no dimensionables, donde no funcionan los servicios de urgencia ni la policía. Según se entiende, es justamente esta "limpieza" anual la que ha logrado combatir con éxito la pobreza, la marginación y la desigualdad y ha dotado a esta renacida nación con posibilidades de desarrollo impensadas.

Una familia acomodada, los Sandin, que vive en un exclusivo condominio y cuyo padre James -Ethan Hawke- es un exitoso encargado de la venta de sofisticados sistemas de seguridad, se transforma en una víctima de las mismas reglas del juego cuando son amenazados por un grupo que busca su objetivo de expiación en un vagabundo que se ha encerrado en la casa gracias a que Charlie -Max Burkholder-, el hijo menor del matrimonio, compasivamente le ha abierto la puerta de su fortaleza.

Desde el punto de vista sociológico y valórico, esta película tiene varios temas que analizar. Uno de ellos es la reflexión sobre cuán dañada puede estar una sociedad para instaurar una "auto limpieza" legal que por una parte extermine aquello que no queremos ver de nuestra sociedad y a la vez sea cauce de una premisa también asumida por el filme: la violencia intrínseca de los seres humanos. Otro aspecto es el trastoque absoluto de los valores. Una medida de este tipo discrimina aún más la sociedad. Siempre serán los más ricos quienes puedan defenderse y también atacar a los más desposeídos, quienes desde su posición sólo aspirarán a conservar su vida en un desigual campo de batalla. Sumamos a estos aspectos fundamentales la presencia de valores universales que son mostrados en contraposición. Vemos la inocencia de Charlie, quien no comprende aún el por qué de esta purga y se conmueve ante el clamor de un pedido desesperado de ayuda; las dudas de sus padres al respecto, especialmente de la madre, Mary -Lena Headey -, su instinto de protección y supervivencia; la indiferente posición de su hermana adolescente Zoey -Adelaide Kane-, que se margina hasta vivir en carne propia las consecuencias de una sociedad que claramente ha virado su rumbo; junto con el valor de la familia y su unidad, que a mi modo de ver es finalmente el centro, lo más importante y sagrado de defender, incluso posiblemente a costa de concesiones y sacrificios.

La película es interesantísima. Propone una temática que no nos deja indiferentes y entrega un punto de vista claro y directo. DeMonaco filma fuerte, las escenas son en extremo violentas y entregan un marco de mucho realismo a los 82 minutos de metraje. Los actores son convincentes en sus papeles y los efectos especiales están todos al servicio de un guión muy bien armado que va de menos a más en dramatismo y tensión. En suma, una película que sobresale del resto en su género y que además nos aporta claves de discusión sobre la sociedad “moderna” que estamos construyendo. Es de esperar que no sea ya muy tarde para poder enmendar el camino.

Ficha técnica

Titulo Original: The Purge
Distribuidor: ANDES FILMS
Calificación: 18
Duración: 82 minutos
Género: Thriller
Año: 2013
País: Estados Unidos
Elenco: Ethan Hawke, Lena Headey, Max Burkholder, Adelaide Kane, Rhys Wakefield,Edwin Hodge, Tony Oller, Tom Yi, Tyler Jaye, Alicia Vela-Bailey y John Weselcouch.

Director: James DeMonaco

No hay comentarios.:

Publicar un comentario