8/8/13

Las Malas Intenciones - Por Juan Pablo Donoso


Cineteca Nacional La Moneda

Dirección y Guión: Rosario Garcia-Montero 
Actores: Fátima Buntinx, Katerina D'Onofrio, Melchor Gorrochátegui 
Perú – 110 minutos

Sin duda esta emotiva película tiene mucho de autobiográfica.

Su argumento y tratamiento cinematográfico se nos revela como descarnadamente “femenino”, y a la vez cruel.

La guionista y directora supo narrar la situación, y retratar a sus personajes, con la sutil y vaporosa sensibilidad de una mujer.

Es difícil que un realizador masculino hubiera logrado un relato tan frágil y evanescente y, a la vez, tan conmovedor.

1982; Cayetana es una niñita de sólo 8 años; Perú vive el surgimiento de terroristas; sus padres están separados y ambos tienen nuevos convivientes.

Para la niña, hija única de clase alta acomodada, la noticia de que su madre espera un nuevo hijo le provoca un tremendo impacto emocional que mezcla celos y obsesiones de muerte.
Esta frustración – unida a la forma en que los próceres de la historia peruana inundan su fantasía – le despiertan instintos destructivos tanto hacia sí misma como hacia quienes la rodean.

Sólo la agonía de una joven amiga le confirman que es capaz de sentir auténtico cariño por alguien.
Más que un relato con inicio, cuerpo y conclusión, es un proceso de “convivencia” con la pequeña Cayetana y los demás personajes de su mundo, real e imaginario.

En la galería de personajes desfilan, además de los héroes patrióticos (Grau, Olaya, Bolognessi y Tupac Amaro) que para ella tienen presencia casi tangible, su depresiva madre, las empleadas domésticas, sus compañeras y profesoras del colegio, su querida amiguita Jimena, e incluso los obreros que vienen  a su mansión a construir una piscina.

Para ella todos constituyen la fauna con la cual va construyendo su futura personalidad como mujer.
Su gran obsesión  de muerte surgió cuando supo que los generales José de San Martín y Simón Bolívar coincidieron en que “en el cielo de América no caben dos soles”.  

Y para Cayetana la llegada de su pequeño hermanito significaría, por tanto, el fin de su vida en este mundo. 

Hermosa factura, y notable actuación de la protagonista.  

OBRA  PROFUNDAMENTE  FEMENINA, TANTO EN  SU  ARGUMENTO COMO EN SU REALIZACIÓN. CONMOVEDORA  Y  LOGRADA EN SU PROPÓSITO. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario