8/8/13

Las cosas como son - Por Juan Pablo Donoso

Las cosas como son - Por Juan  Pablo  Donoso

El título le hace plena justicia a esta película chilena.

Acompañamos, minuciosamente, a los tres personajes centrales en su encuentro casual; somos testigos de cómo se van relacionando y evolucionando en su convivencia; presenciamos el inicio de sus primeras diferencias, que nos conducirán a la inexorable separación de todos ellos.

¿Y qué más se puede esperar?

Las “cosas” son como son, “ellos” son como son, y lo que “deviene” es lo que tenía que suceder. 
Esa es la única conclusión que nos deja la obra como argumento.

Lo demás son los incontables pasos, detalles, minutos y horas, en que los vamos acompañando, y observando reaccionar mutuamente.

Jerónimo es un adulto joven que vive solo en una vieja casona del barrio Santa Isabel. Es introvertido, agreste y antisocial. Ostenta una larga y frondosa barba.

Le arrienda una pieza a una muchacha noruega, que habla poco castellano, y que viene a enseñar actuación a los niños pobres de una escuela en Quilicura.

La convivencia de ambos les va creando una atracción más física que de amistad.
Un día Sanna trae a casa a un adolescente perseguido por una banda de delincuentes juveniles de su barrio; mientras permanezca allí estará a salvo.

Jerónimo de malas ganas lo acepta por unos días con la condición que le ayude a seguir reparando la casa.

Entre los tres se genera una cierta familiaridad que podría transformarse en cariño con el tiempo.
Jerónimo le enseña el centro de Santiago a Sanna quien disfruta de esta nueva vida.
Incluso viajan a la playa, donde la interacción lúdica se hace un poco más fluida.

Pero Sanna, al poco tiempo, resiente el hermetismo de Jerónimo y se lo reprocha.
Ahí se quiebra la tenue comunicación que había entre ellos.

Al volver a la casa encuentran al joven Milton malherido, víctima de los delincuentes que vinieron a agredirlo.

Ignoramos si el muchacho fallece; sólo nos enteramos que Sanna se mudó de domicilio, y que Jerónimo vuelve a ser el mismo ermitaño de antes, sólo que ahora incluso debió abandonar la casona porque se vendió.

La cinta tiene un cuidadoso tratamiento de cámara, buena dirección de actores ya que nos permiten atisbar sus sutiles estados de ánimo, una música interesante aunque tal vez demasiado notoria en algunas secuencias, y una sensación final de haber convivido con tres personajes con poca historia anterior y, menos aún, destino futuro.

OBRA CUIDADA Y MINUCIOSA SOBRE TRES CRIATURAS MUY DIFERENTES DESTINADAS FATALMENTE A SEPARASE. 

Dirigida por Fernando Lavanderos, la película recientemente triunfó en el Festival de Karlovy Vary
También obtuvo galardones en los festivales de Mar del Plata, Cine B, La Havana y Viña del Mar
Pre-estrenada en el Festival UC 2013

Ficha técnica

País: Chile
Distribuidor: Market Chile
Calificación:
Género: Drama
Duración: 90 minutos
Año: 2013
Elenco: Cristóbal Palma, Ragni Orsal, Isaac Arriagada.
Director: Fernando Lavanderos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario