11/10/12

Búsqueda implacable 2


Por Carlos Correa

Estreno con expectativas. La sorpresiva, intrigante y vertiginosa "Taken" tiene méritos suficientes para esperar una segunda entrega similar y ésta ha llegado. En esta ocasión, el ex agente CIA Bryan Mills -Liam Neeson- es víctima de venganza por parte de la organización desbaratada y en parte aniquilada en la cinta anterior. Encabezada por Murad -Rade Serbedzija-, el padre de uno de los criminales albaneses muerto por Bryan, su norte es dañar al agente y a su familia -su ex mujer Lenore y su hija Kim- quienes se encuentran en Estambul, Turquía, disfrutando de unos días de descanso.

Las expectativas eran altas, sin duda, y en parte se cumplen. Neeson hace bien su papel y ya conocemos de sobra sus destrezas, habilidades, fuerza de voluntad y poder letal para enfrentarse a cuanto obstáculo se le ponga por delante. Y digo que en parte se cumplen pues juega algo en contra el hecho de conocer la historia presentada en la primera parte y ya no sorprendernos por ello. No obstante, la cinta posee buen ritmo y un guión que en general logra mantener la tensión necesaria. Las escenas de acción están bien logradas, persecuciones, peleas y tiroteos. El director filma seguro cada toma y las cámaras por momentos, se hacen parte del caos vigente dando un toque de realidad a la ficción. Las actuaciones son correctas y por cierto destaca Neeson pues recae en él gran parte de la columna vertebral de la cinta.

Tal vez no sea necesario profundizar en una historia cuyo objetivo es la acción y la entretención, sin embargo hay algunos temas que se tocan en la cinta y que llaman la atención. El primero es el de las motivaciones. Sabemos que el amor mueve al mundo y es justamente el amor del ex agente hacia su familia lo que motiva su defensa a ultranza. En la vereda contraria, el mismo amor de un padre a su hijo muerto -independiente de las causas o los hechos criminales en los que estaba involucrado- es lo que motiva sentimientos destructivos imposibles de sostener. La venganza, el honor familiar, el castigo. Todo ello mezclado y sumado conforman el fin último de Murad para alcanzar paz en su vida. Un segundo tema es el de la experticia de Bryan. Su obsesión por los detalles y meticulosidad en cuanto se propone le permite sacar adelante prácticamente lo imposible. Es cierto, es ficción y debería pagar por cada crimen cometido -muchos en defensa propia pero bastantes casi por deporte- sin embargo podemos observar el mensaje que para defender a los seres queridos todo es posible y se debe luchar. Un tercer tema es el de las relaciones familiares. Lenora viviendo la crisis de separación, ahora de su segundo matrimonio, Kim de novia, despertando los celos de su padre y el propio protagonista sin un rumbo claro en la vida, dan cuenta de una realidad relacional muy propia de nuestros tiempos. Y aquí se abre la esperanza dentro de tanta agresividad, violencia y criminalidad. El mensaje es claro, luchar por la familia es algo que nos puede movilizar a todos y es una pelea que bien vale la pena dar.

Ficha técnica

Titulo Original: Taken 2
Distribuidor: FOX
Calificación: 14
Duración: 94 Minutos
Género: Acción / Drama / Suspenso
Año: 2012
País: Francia
Elenco: Liam Neeson, Famke Janssen y Maggie Grace
Director: Olivier Megaton

No hay comentarios.:

Publicar un comentario