19/9/12

Un amor imposible


Por Juan Pablo Donoso

Por muy sentimental e incluso melodramática que pudiera ser una historia de amor, el director sueco Lasse Hallström se la ingenia para darle una dimensión más elevada, espiritual y provocativa.

El dilema central de este filme es la pugna entre la Fe versus lo que parece Imposible.

La Fe está encarnada por el actor egipcio Amr Waked, interpretando a un Jeque multimillonario, fanático de la pesca con mosca, quien se antoja de inundar un extenso valle desértico de Yemén para criar allí salmones y divertirse pescándolos.

El proyecto costaría 50 millones de libras esterlinas y él se dispone a pagarlas.

Lo Imposible corre por cuenta de un brillante ingeniero, experto en represas, y también aficionado a la pesca de salmones con mosca. Este ingeniero (Ewan McGregor) sabe que el proyecto del árabe es una quimera, pero presionado por sus superiores, quienes a su vez son presionados por las autoridades políticas, lo instan a aceptar la tarea.

Una alta ejecutiva de la empresa contratante (Emily Blunt) ha perdido recién a su novio militar en la guerra de Afganistán.
En el Yemen se reúnen estos tres personajes para dar inicio al sueño del Jeque.

Deberán importar desde Inglaterra 10.000 salmones al desierto para que se reproduzcan y migren aguas arriba a desovar.

El dinero que pagará el árabe por satisfacer su capricho es fundamental para la carrera política del Primer Ministro británico.

En la faena se va generando una atracción entre el ingeniero y la ejecutiva, quien aún vive el duelo por su amor desaparecido en combate.
El resto serán las etapas de construcción de la represa, en paralelo con la disolución matrimonial del ingeniero. 
Vendrán los ataques asesinos de los fundamentalistas árabes, los vaivenes políticos en Inglaterra con todas sus artimañas demagógicas, muchas vicisitudes en la construcción, para culminar con un giro sorpresivo de la trama.

Un buen guión permite seguir con claridad el argumento, que cumple con entretener.

La gran revelación de este filme es el joven actor Amr Waked; su carisma nos recordó a Omar Shariff, también egipcio, en su primera película inglesa, “Lawrence de Arabia”.

Y por otro lado pensamos que Ewan McGregor fue mal escogido para su rol del ingeniero, ya que se lo describe como huraño y frío;  sin embargo, el actor en ningún momento demuestra esas características.

En síntesis, una historia de amor, realizada con oficio, insertada en una gesta que combina lo espiritual, lo político y el poder económico cuando se pone al servicio de un bien altruista. Su antítesis sería la guerra de Afganistán, encarnada en el novio desaparecido de la muchacha, quien resulta ser la víctima propiciatoria. 

Ficha técnica

Título original: Salmon Fishing in Yemen
Distribuidor: BFD
Calificación: TE+7
Duración: 107 Minutos
Género: Drama
Año: 2011
País: Estados Unidos
Elenco: Ewan McGregor, Emily Blunt y Amr Waked
Director: Lasse Hallström

No hay comentarios.:

Publicar un comentario